23 ago. 2012

Nos vamos al cole

Hoy es el tercer día que van al colegio. Van tan felices, sobre todo Alvaro, que da gusto ver su cara.
Os cuento la rutina:
Nos levantamos, a las seis de la mañana,desayunan y se lavan para ponerse el uniforme, a los dos mayores, para que sean diligentes, se les amenaza con un "hoy no vas al colegio", y surge efecto! Claro, que durará poco, el tiempo que tarden en darse cuenta de que al colegio hay que ir cada día, te apetezca o no.
Con el uniforme puesto esperan impacientes que venga la ruta del colegio a recogerles. Nada de ir a la parada del autobús fijada por la institución, aquí te los recogen en la misma puerta de casa, pero la puerta. Como estamos en los primeros días, andamos ajustando los horarios de recogida y llegada, así que si ayer tardaron media hora en llegar, hoy han llegado cinco minutos antes y a mi no me ha dado tiempo si quiera de vestirme, me han pillado en bata, menos mal que es monísima. :)
Y así, a las siete y media se van felices con sus mochilas del ratón Mickey y de Cenicienta.
Una vez en el colegio no se lo que hacen, cuentan que se lo pasan fenomenal, sus profesoras son miss Margi y miss Erika, de Isabel. Isabel cada día que ha ido me ha dicho que no ha pintado en el colegio, la pobre, con lo que le gusta!!
El colegio es precioso, campestre, enorme, con casitas preciosas y kioscos para jugar... Ya iré a hacerle fotos.
Después, en casa la rutina no siempre ha sido igual, bueno salvo que Jaime se da un baño, mas tarde, cuando ya hay algo de tranquilidad en casa, y yo, depende, llevo dos mañanas haciendo gestiones y hoy me iré con Jaime al centro de la Obra, a conocerlo y saludar, que creo que hay una amiga de mis hermanas por ahí.
He decidido que para no aburrirme y para hacer algo productivo con mi tiempo voy a poner a punto mi cámara de fotos y voy a dedicar una mañana a hacer fotos por Barranquilla, eso si, acompañada de Samuel, el taxista que me lleva y me trae, es como un chofer, el me lleva, espera lo que sea necesario y hace todos los recorridos que sean. Así que voy a retomar mi gusto por las fotos. Otra mañana la dedicare a buscar cosas para la casarse sean necesarias y las otras a distraer a Jaime, y así hasta que tenga una amiga con la que compartir tintos y jugos.
Mas adelante, cuando ya este cansada de las fotos, iré a la universidad y pediré información para hacer un doctorado en comunicación, creo que puede ser la mejor opción. Aunque sigo dándole vueltas a lo de montar algo de importación o exportación. Ya me dijo el otro día una colombiana, Verónica- hija de unos vecinos- que ella se muere por la ropa de niños de España.
...


1 comentario: