28 jun. 2013

¿De mujeres con curvas o más normales?

Tengo este post pegado a la cabeza y si no lo cuento, reviento. Lo cierto es que uno de los proyectos que tengo es abrir otro blog, en compañía de amigas, uno comercial, turístico y con mucho de lo que nos gusta a nosotras, las mujeres. Ya sabeis, trapitos, cremitas, truquitos... Pero tengo un dilema, quiero que funcione y no sé si adaptarme a los gustos de aquí o hacerlo algo internacional. Me explico.
Aquí, por ejemplo, las mujeres gustan exhuberantes, llenas de curvas por todos lados menos en el abdomen. Esto es, mucho pecho y mucho trasero. Para que os hagais una idea, venden braguitas con culos postizos. ¿Quién de las que me lee quiere tener más trasero? ¡Yo no! Si querría más pecho, pero con los sujetadores que tengo me apaño bien y aparento algo adecuado.
Por otro lado, si tocamos en ese blog temas de cabello... Es un problema. Nadie se fija en la pasarela de Nueva York o Paris o Londres. Aquí el pelo siempre lo llevan igual. Los más es llevarlo liso cual tabla de picar verduras. Nada de cabellos estilosamente despeinados, ni de churros perfectamente deshechos, ni de trencitas ideales adornadas con flores, ni siquiera mechas hawaianas para las rubias de bote. 
Además, la moda es muy distinta. Creo que somos pocas las que hacemos a diario guerra al tacón. Y aquí los tacones son más zancos que finos stilletos. Más para gogos que para mujeres de a pie. Y yo me pregunto... ¿No les doleran los pies? Si, mamá, yo me pregunto eso, así que imagina cómo se las gastan aquí. Las que me conoceís, mi madre sobre todo, sabéis que a mi siempre me encantaron los tacones, desde que tuve un novio que medía cerca de dos metros. Pero tres hechos hicieron que los fuera alejando poco a poco de mi vida: dejarlo con ese novio, ver que en las tiendas empezaban a vender plataformasformajuanetes y tener tres hijos de golpe y porrazo, y ya se sabe, pasear al bebe con tacones tiene un pase, pero lidiar con ellos en la parque... es un horterada.
Por otro lado, nunca me gustaron los culishorts  y aqui están a la orden del día. Imaginaros la combinación: curvas por todos lados, taconazos de gogo, culishorts solo aptos para niñas pequeñas, y camisas vaporosas, eso sí, de colores ideales. Y todo aderezado con un bolso de marca y cuando digo marca me refiero a LV, Marc Jacobs, Dior... y nada de imitaciones. Verdaderos, palabrita.
Y los niños, claro que habría niños, y moda de niños. Pero ya me conoceís, soy muy clásica y a mis hijos nadie les saca de las Victoria, el polo y las bermudas. Y de aquí lo único que me gusta de los niños son los pañales, Huggies ( es difícil encontrar Dodot).  Y las niñas... prefiero ni mentar la moda de las niñas, parecen disfraces de princesa. Claro que las de mis amigas van ideales con vestidos coloristas de marcas americanas que compran por internet. Porque aquí tenemos esa ventaja, podemos comprar en USA todo lo que queramos.
Y los temas de familia, pareja, educación... esos los tendría fácil, porque  aquí hay mucha curiosidad sana, ganas de aprender y sobre todo hay muchas familias buenas. 
En asuntos de trabajo... tendría que ponerme las pilas, aqui las mujeres de bien a penas trabajan y las de a pie que trabajan son grandes en lo suyo. Me toca descubrirlas y descubrir como lo hacen para llegar a todo.
De turisteo, cultureo y tapeo, fácil, en cada rincon de la costa hay algo para descubrir.
En fin, vosotros me diréis qué debo hacer: si me adapto yo o si yo debo dar otra visión del mundo femenino, con clase, con un punto más europeo y fashion de lo que aquí se estila.
Amigas colombianas, se aceptan sugerencias.




Imagen: Rosario Heins.

No hay comentarios:

Publicar un comentario