8 oct. 2012

La playa


Por fin, después de casi dos meses, hemos encontrado,solitos - sin referencias de nadie- una playa, a diez minutos de casa, perfecta.

El hallazgo se produjo el sábado por la tarde. Los niños estaban medio aburridos y corríamos el riesgo de ser abducidos por el sofá, los dos adultos de casa estábamos en modo no-me- me-quiero- mover. Así qué antes de que fuera algo irreversible, apagamos la TV y nos fuimos a hacer una excursión buscando el viento.( para el que no lo sepa Álvaro es un amante del windsurf, además de padrazo)

Fuimos hacia salgar, ahí decía Google que había un spot del citado deporte y así es. En nuestra excursión llegamos a Villa Alcatraz, un chiringuito de playa bien puesto, con mesas, sombrillas, columpios en buen estado y el mar, divertido, de esos en los que los niños hacen pie y hay olas para saltar.

Perfecto! Ante la euforia nos pedimos dos Cuba libres y tres limondas, adivinad quien dejo la bebida... Esta claro, las limonadas están preciosas, pero tan naturales que al segundo trago... Se pusieron a jugar y se olvidaron de ellas.

Nos gustó tanto el chiringuito que el domingo repetimos y volveremos, porque realmente se está muy bien.
Sin venta ambulante molesta, sin aglomeraciones de payeses con tartera que dejan todo lleno de plásticos...

Hoy andamos preparando el cumpleaños de Isabel, de los 13 niños de clase , sólo me han confirmado 5, así que no se sí vendrán muchos o pocos, lo que sé es que Isabel esta emocionada y yo me lo paso pipa con estas cosas.

Se lo hemos adelantado un día, para que su padre pudiera estar. En realidad es mañana, pero qué importa! Si lo que a ella le gusta es ser protagonista.

Ya ha recibido sus regalos, un pony con alas, un camisón, un domino de princesas y una medallita. Y le queda el kit de maquillaje como colofón de fiesta.

Ya os contaré que tal el cumple...

No hay comentarios:

Publicar un comentario