11 abr. 2017

Los Alpes día dos

Acabamos de llegar de otro maravilloso día de ski. Isabel hoy se ha cansado mas, pero Alvaro y Jaime van super lanzados, sobre todo Jaime, que le suelta perlas a su hermana mayor del tipo " Isabel tu puedes, o es que eres un bebé?" Alvaro padre disfruta, como yo, viendo a sus polluelos seguirle por las pistas. Principalmente bajamos azules, pero da igual que sean rojas o negras, estos niños, despacito, despacito se lo bajan todo. Mi nivel y mi estilo pronto se verán superados por el de mis hijos, momento en el que se les caerá el mito de su madre esquiadora y espero sean capaces de pensar en que si esquío es por amor y solo por amor. Porque como deporte... El esquiador es un sufridor desde la mañana, que se calza las botas, hasta que se quita el calcetín y se da una buena ducha para desentumecer todos los músculos. Y yo, la verdad, es que muy deportista no soy. Eso si, lo estoy pasando de cine!

No hay comentarios:

Publicar un comentario