12 sept. 2017

Cinco añitos

Os escribo escondida, como una adolescente, en un rincón de mi dormitorio. Sentada en el suelo, pegada al cable que carga mi teléfono, la cabeza apoyada sobre la cama. Me duele el cuerpo y tengo los ojos secos. Todo es por culpa de este aparatito del infierno. Gracias a él escribo, me mantengo al día de la actualidad de España, de las cosas de mi familia, de las vidas de mis amigos- los que están a un lado y a otro del Atlántico-, me comunico con los de aquí, allá y acuyá.  
Pero a la vez, me engancho, me engancho y no hago nada más. Ahora me ha dado por las casas- sigo buscando- y no hay dia que no me meta cinco veces a revisar las novedades inmobiliarias de mi pueblo, del de al lado, del de más allá... Y nada. 
Todos nos dicen que tengamos paciencia, que sigamos mirando por si aparece la esperada casa. Pero no aparece, ni de cerca, y si en algún momento hemos tenido ilusión por alguna... Zas! Se ha esfumado de un plumazo. 
No perdemos la esperanza de encontrarla, ni se nos acaban los sueños al pensar en ella. Ayer, mientras paseabamos a Caster por nuestro bosque, me entró un ataque de risa, de los mas absurdo:
Alvaro:" Cuando compremos la casa  vamos a comprar un sillón como el que vimos el sábado...
El pobre no pudo terminar la frase, enseguida me asaltó la risa , esa que te hace dolor de tripa, de cara, de todo y que no te deja hasta que un pensamiento frio y realista se cruza en medio. 
El sabado fuimos a una exposicion de cosas bonitas, no sabria como llamarlo. En un castillo, stands de cosas bonitas como gafas de madera o piedra a 600€ el par, camisas de batista para niños a 100€ , sofás de piel envejecida a 7000€ , si 7 mil euros. Por eso me entró la risa. 
Yo, que tengo muebles repartidos por Europa y hasta traidos de latinoamerica, y que me gusta mas Ikea que a un tonto un lápiz, jamás me compraria un sofá de 7000€ por muy bonito que fuera( ademas no me gustaba mucho) en cambio si me gustaron las alfombras y las mesas de tronco de árbol y pie de acero con cristal, en una mesa de esas sí invertiría encantada. 
El caso es que no se nos acaban los sueños, y seguimos riendo como nunca. Gozamos de salud de alma, que no es poco! 
Y aqui el motivo del título del post, llevo 5 años escribiendo este Blog. Sé que no soy constante, pero no está mal, no?

20 jun. 2017

Windsurf, también aquí

Sabía que tarde o temprano nos  tocaría ir a hacer windsurf. Ya lo supe en Navidad, cuando bajamos a España en coche para recoger todo el equipo de velas y aparejos y así poder subirlo a Alemania sin el sobrecoste de equipaje del avión.
No es que en nuestra zona haya grandes lagos donde sortear térmicas y navegar aguas, no. Pero a 35 minutos en Holanda, hay uno fantástico donde disfrutar de miles de deportes de agua. A mi me dan ganas de alquilarme algo, no sé una canoa, una barca... Luego pienso que me voy a caer al agua como la buena patosa que soy y me quedo en la orilla, leyendo cualquiera de las novelas policíacas de mi eBook.
Los niños no tienen ese problema. Primero, no son patosos y segundo, no se visualizan de ningún modo, ellos disfrutan del agua y se tiran con toda naturalidad, toda la que a mi me falta.  Y mientras, mientras el padre de familia navega las aguas de este lago inmenso.

Bicis en verano

Y tanto que son para el verano, al menos en esta región de este país. En invierno es casi impensable, aunque hay gente que se mueve en bicicleta. En otoño es arriesgado, porque sueles salir de casa con un atuendo y al llegar te cambias a la velocidad de un cometa porque o te asas o te pelas, como en primavera, que hay salir a modo cebolla inversa, siempre con una chaquetita o una camisa que se pueda remangar. En verano , en verano y final de primavera, ahí es cuando todos sacan sus bicicletas y van a todos sitios con ellas.
Los niños y Alvaro tienen las suyas, e Isabel ha heredado la que yo tenia, a mi me quedaba algo pequeña y a ella le va bien. Yo llevo una tuneada, que me ha regalado una amiga, y la verdad, voy encantada y me muevo feliz por todo mi pueblo de cuento y no tan cuento. 
Y ahora que yo tengo bicicleta y que los días son mas largos y son preciosos, todos nos movemos, como puros alemanes en bici.
El mas feliz es Jaime, que va como Indurain, a la velocidad del rayos por cada camino que encontramos y descubrimos, la vida en bici te permite descubrir caminos insospechados y casa de infarto, por feas o por todo lo contrario.
Y es que unida a mi nueva bici esta mi nuevo objetivo: encontrar casa para comprar que reúna los conocidisimos requisitos de una casa: buena, bonita, barata, bien situada y bien mantenida... Casi Nada! Todo un reto!!!!
Os dejo. Escribiré de nuevo. No se cuando, pero volveré a hacerlo.

27 may. 2017

La pandilla

Por fin! Por fin puedo decir que hay una pandilla de grandes y pequeños y que entre todos lo pasamos de cine.
Antes de ayer se celebró en este mi nuevo país el día del Padre. Aquí se celebra por todo lo alto y así hicimos con los nuevos amigos. Nos fuimos al pueblo de al lado a disfrutar de la música, en sol, la cerveza , la compañía y los niños, los juegos.
Hasta Isabel, que normalmente anda mustia( pre adolescente total) lo pasó genial, en parte también porque estaba su " nuevo amor verdadero" y andaba emocionada correteando con sus amigas y cuchilleando , supongo, sobre lo guapísimo que es, que lo es, y parece bueno, y su padre es divertidisimo. Es de esas personas que ríen con todo el cuerpo, sin pudor, y constantemente. Para nosotros, españoles, es muy normal, pero eso aquí, en tierras bárbaras... escasea.
Y ayer... Ayer de nuevo hicimos pandilla, y pasamos la tarde en la piscina, y yo... Feliz, porque entraba y salia del agua fría, es bueno para las carnes de 40, y hablaba y hablaba con las madres de la pandilla, siempre en alemán, y cuando algo se resistía, inglés, pero me siento tan contenta por mis avances lingüísticos!!!
Y hoy, hoy agenda completa, fútbol, tenis, cumpleaños.
Esta pandilla no para!

13 abr. 2017

Los Alpes día cinco

Los Alpes día 5:
Amaneció nublado, pero a lo largo del día ha ido despejando y hemos disfrutado de otra jornada soleada. Hoy los niños han experimentado lo que es el viento en lo alto de la montaña. Jaime el pobre estaba muerto de miedo. Hasta que lo ha comprendido...hasta que ha comprendido que el viento no hace nada salvo dar frío y hacer ruido... Hemos estado bajando todas las pistas que se nos ocurrían y la verdad que no se nos ha dado nada mal. Como ya sabéis no tengo chispa y además me cuesta seguir las indicaciones de Alvaro para que mejore mi esquí, voy lenta, pierdo el equilibrio cuando hay bañeras y carezco de estilo. Pero aun así, yo disfruto bajando con toda mi familia. Y todos conmigo, que esperan mi llegada( sobretodo los niños) con ansia para ver si al final me caigo o arraso a alguien.
Hoy hemos picado en un restaurante precioso, en lo mas alto, como siempre se pelearon por quien se sentaría al lado de su padre, por sentarse conmigo ninguno se pelea,  y les estaba haciendo esta apreciación cuando Jaime suelta, muy serio:
" mamá, tu no eres la mejor madre del mundo" , mira, oye, de piedra, y al unísono se han empezado todos a reír.
"Ah! No? Y quién entonces?"
"Pues Maria!"
"Y después de Maria?"
"Bueno , después de Maria, tu"
No me ha dejado nada tranquila pprque se han peleado un ratito mas hasta que han llegado las bebidas.
En ese restaurante, de vistas espectaculares, nos hemos hecho las fotos que tanto os he prometido, la verdad, me ha quedado un look muy de los 70 que me encanta.

12 abr. 2017

Los Alpes día cuatro


Un día radiante, una familia entusiasmada, hermanos que no se pelean nada mas levantarse, madres que estrenan conjunto de deporte, padres que valen más que su peso en oro, niños que no se quejan... Otro día redondo para la colección de esta semana santa.
Alguno puede pensar que aquí en las montañas se vive menos la semana santa, se equivoca, en esta familia vamos en procesión, yo me maravillo constantemente con todo lo que veo, ya sean las cimas que rascan el cielo, o a mis hijos esquiar, y cómo no!, encomiendo cada bajada para que todos lleguemos sin sobresaltos.
Os contaré un secreto: me dice mi marido que me falta chispa, no sabe bien qué es, ese algo que te ayuda a reaccionar cuando en mitad de la pista hay un desequilibrio... Ay! Si el supiera... ( pienso para mi adentros) y claro el sabe que no soy deportista, que la última bajada de hoy, siempre a la cola, siempre la última, la he hecho por cumplir la palabra que les había dado a las 10 de la mañana, pero siete horas después estaba yo para que me llevaran en moto de nieve, derrengada. Mis piernas no daban mas de sí.
Y creo que no era la única. Ha sido acabar de esquiar y comenzar los llantos, las peleas, el cansancio se ha asentado entre nosotros y ahí, junto a cada uno de nosotros nos ha ido susurrando molestias. Nada de extrañar, aunque la verdad, yo a D. cansancio le hubiera invitado a varios refrescos en mitad de la última bajada. Hasta Isabel, que normalmente es doña quejas, hoy ha bajado de cine hasta el final. Hoy la peor,yo.

11 abr. 2017

Los Alpes día tres

La crónica del día solo la entenderán algunos, mas bien Cristina, que es la que sabe que pintas me gasto cuando voy a esquiar. Parezco sacada de un catalogo de Decathlon del año 97 y es que creo que fue entonces cuando se llevaban los monos y yo me compre uno, de la talla 14 años , y con eso salgo a lanzarme a las pistas. Desde entonces y hasta hoy. Y digo hasta hoy porque hoy no fuimos a esquiar. Salio un día desapacible y prometimos ir a dar un paseo con Caster y llevar a los polluelos a la piscina. Así que entre tanto buscamos un pantalón para la madre, pero uno a mi gusto, es decir, bueno, bonito, barato, que haga buen tipo, que no suene cuando andas, que no haga mas gorda de lo que una ya es... La cosa no pintaba fácil, y la verdad es que yp no tenia mucha esperanza de encontrar nada porque lo que había visto no bajaba de los 300€ y eso que ya estamos a final de temporada y además no cumplían todos los requisitos.  Estoicos todos. Sin excepción. Porque hemos buscado en todas las tiendas y al final hemos encontrado uno perfecto que cumplía todos los requisitos. Luego había que encontrar la chaqueta y ... No ha sido nada fácil, no. Pero lo hemos logrado. Eso si, para no perder la costumbre talla 14 años, un 30% mas barata que las de señoras. Y voy ideal!!!! Y estilo retro que es el que me gusta!!!! Después, ha tocado ir a la piscina, donde han disfrutado muchísimo y ahora de vuelta a casa.
Ah! Entre las compras de hoy tocaba un casco como Dios manda a los niños, que los pobres nuestros van como gitanillos con los cascos de bici. Mañana habrá foto con todos las novedades. Hoy os mandamos esta y mil besos para todos.

Los Alpes día dos

Acabamos de llegar de otro maravilloso día de ski. Isabel hoy se ha cansado mas, pero Alvaro y Jaime van super lanzados, sobre todo Jaime, que le suelta perlas a su hermana mayor del tipo " Isabel tu puedes, o es que eres un bebé?" Alvaro padre disfruta, como yo, viendo a sus polluelos seguirle por las pistas. Principalmente bajamos azules, pero da igual que sean rojas o negras, estos niños, despacito, despacito se lo bajan todo. Mi nivel y mi estilo pronto se verán superados por el de mis hijos, momento en el que se les caerá el mito de su madre esquiadora y espero sean capaces de pensar en que si esquío es por amor y solo por amor. Porque como deporte... El esquiador es un sufridor desde la mañana, que se calza las botas, hasta que se quita el calcetín y se da una buena ducha para desentumecer todos los músculos. Y yo, la verdad, es que muy deportista no soy. Eso si, lo estoy pasando de cine!

Los Alpes día uno

Por fin llegaron las vacaciones de Semana Santa. Así que cogimos las de Villadiego y pusimos rumbo a los Alpes. El viaje fue bien. Sin mayores complicaciones.
El primer día esquiamos en la estación de Kappl. Genial! 20 grados!!!  Nieves bien, niños felices padres encantados. En casi todos los telesillas iba sentada con Isabel, y estaba maravillada de la inmensidad de las montañas. Teníais que ver a Jaime, hoy iba el primero abriendo camino tirándose por todas las azules de tramos rojos y negros. Tan contentos! Ya van con bastones, les estamos enseñando a girar clavando y lo lo hacen genial los tres.
Día de diez!