13 may. 2015

Enamorada

Así anda mi hija. Con 7 añitos y ya tiene en la cabeza al niño de su clase por el que suspira. La pobre... Pronto empieza.

De casualidad nos contó que andaba contentisima porque le gustaba un niño.
Por Alvarillo nos enteramos de que era un tal Benet. Un niño muy mono de su clase, con una madre simpática, de las que el año pasado iba cada día a recogerle, y este año... No aparece. Y un padre que seguro que también es simpático, pero lo único que sé de él es que es clavo como una bola de billar y esta bronceado por el sol.
Isabel le escribió , con ayuda de una amiga, una carta de amor. ! Horrorizada me quedé! De nada sirvió que le dijera que con los chicos es mejor mostrarse indiferente.
Le dio la carta.
Hace dos días, sin previa consulta, hizo una invitaciones para una fiesta en casa. Ayer las repartió.
Ayer tuve una larga charla con ella. Quedamos en que ella iba a ser la encargada de decirle a sus invitados que la fiesta no se va a celebrar. Ella iba a tener que ser responsable de cancelar.
Hoy me ha dicho que no la ha cancelado pero que Benet le ha escrito una carta disculpándose porque no puede ir.
Esta emocionada con la carta y dice que si Benet no puede pues que no la hace y ya se lo dirá al resto.
Yo estoy aterrorizada, claro que lo dejo pasar, y me paso el día preguntando- tampoco el día, ya se sabe, lo justo para no cansar- y me  preocupo de él, así como ella se preocupa.
Porque se preocupa y mucho.
El otro día salio del colegio sollozando porque el tal Benet se había caído y se había hecho daño en la rodilla. No acertaba con sus palabras , hasta que la tranquilice y supo contarme.
La pobre... Que ternura me da.

No hay comentarios:

Publicar un comentario