20 abr. 2015

Domingos de primavera

Venimos de jugar al tenis, ya han abierto las pistas de verano y Alvaro fue lo primero que hizo cuando llegamos hace un año, apuntarse al club.
Los niños van felices a jugar con su padre, la verdad es que los tres le dan bastante bien a la pelota y le están cogiendo el gustito a jugar.
Es todo un planazo para el domingo.
Juegan, comemos, yo aprovecho para estudiar alemán y después a casa.
Hoy, como hace muy bueno y uno se siente en la obligación de aprovechar la tarde, nunca se sabe cuando va a empeorar el tiempo, hemos ido a pasear con Caster y a tomar un helado ( yo no que estoy a dieta).  Veníamos paseando y Alvaro que quiere aprender alemán le hablaba a Jaime:
-Alles gut?, le ha preguntado
A lo que Jaime le ha dicho:
-Papá, que no estamos en el colegio!!!
Y esto es lo que a mi me pasa cada día. Intento hablar alemán con ellos y, salvo Alvarillo, se niegan en rotundo.
Ahora, antes de comenzar la hora santa, ( baños, cenas y dormidas) están viendo la fórmula 1, los chicos. Isabel... Ella va por libre y esta viendo la tele, aunque debería leer que el miércoles tiene examen de un libro.
Dichoso libro!!
Die Ziegmaus.
Pensábamos que lo tenia que terminar para el viernes y estuvo leyendo hasta tarde, me dio tanta pena que así, por encima, divisando lo que yo era capaz de entender le hice un resumen.
Ahora se cree que ya no tiene que leerlo, caca.
Pero vamos, que lo leerá, porque si algo tiene es que es muy responsable con sus cosas del cole.

No hay comentarios:

Publicar un comentario