9 mar. 2015

En un corre, corre

Tengo 15 minutos antes de actualizar el blog, se que lo tengo abandonado, pero la vida aquí en Alemania es bastante movidita. Lo sé, yo me veía haciendo tartas y mermeladas y en vez eso, estoy todo el día pensando cómo decir las cosas en alemán y recogiendo y llevando niños de un lado a otro.
Queridos niños, pues en el fondo esto es para vosotros, desde que Jaime se confesara algo celoso de Caster haciéndose cacotas en el baño, os habéis disfrazado en carnaval, hemos ido a esquiar y todos, sin excepción lo hemos pasado genial!!  Le habéis cogido el gusto en seguida y yo... Me veo en la necesidad de mejorar mi estilo, presiento que dento de poco lo haréis mejor que yo y se os va a caer un mito. Ay, madre!
Bueno, habéis mejorado muchísimo con el idioma y estáis todos felices. Eso si, como todos los niños tenéis vuestros mas y vuestros menos con algún que otro compañero de clase. Nada grave. Y sobre todo, nada que no podáis vosotros solucionar solitos.
Así pues, el otro día Jaime le dio una patada en los huevos a un compañero para que dejara de molestar a otro, bien por defender, mal por pegar, ya se sabe. Aprendida la lección.
Isabel, ya sabe hacer chistes para la pesadita de Sara, ya se sabe, papa es muy ingenioso y sin faltar ya te ha dado algún truco.
Alvaro, tu de momento no tienes problemas. Eso si, ayer mismo rompiste  una ventana y te enfresataste tu solo a decir la verdad y a pedir perdón. Menos mal que la ventana rota era parte de un edificio en obras y estaba aun sin reparar. Aun así, espero que no haya próxima vez, y si pasa, por si las moscas, ya tenemos el seguro que lo cubre.
Por que aquí, hace falta un seguro para cada cosa.
Bueno y con esto, termino, que voy en un corre corre, haciendo baños, casa y colada para ir a buscaros a la salida del colegio.
Besos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario