29 may. 2014

Excursión

Hoy jueves es fiesta en Alemania, celebran la Ascención, así que ni padres ni hijos tienen que ir al trabajo o a los colegios.  A las madres como yo el día se nos complica porque tenemos a todos en casa y eso... Eso es un follón porque no le dejan a una seguir su ritmo. 
Por primera vez desde que llegamos a Alemania, a nuestro pueblito de cuento, los niños se han despertado tarde, tarde! A las ocho! Y yo me he quedado remoloneando en la cama hasta las nueve, qué gozada!!  Claro que a esa hora se han encendido las pilas de mi cuerpo serrano y me he puesto como una moto a preparar desayunos, recoger casa y cambiar sábanas. Alvarillo lleva una semana sin pañal y hoy, hoy se le ha escapado justo antes de levantarse, eso es mala suerte, para el, que sufre mucho cuando le pasa y para mi, que tengo dos lavadoras de sábanas acumuladas y sólo pienso en la plancha, algo ando obsesionada con ese tema, el de la plancha.
Bueno, para celebrar la fiesta de hoy, hoy también celebran el día del padre, hemos ido de excursión a un sitio precioso, de nombre impronunciable, así que no os lo voy a  escribir. Es un lago grande, con club náutico, donde sopla el viento, hay un chiringuito con música a tope y un montón de alemanes bebiendo cerveza. Parecía Ibiza, pero con mal tiempo y con gente de todas las edades. 
Hay algo que me tiene impresionada, los alemanes tienen una percha... No es que sean guapos o feos, es la planta, el porte. En su gran mayoría parecen gente importante y no gente común, al uso, como yo. Nada que ver con lo que he visto anteriormente, oiga. Además, son muy listos y ahorradores. Por ejemplo, el pic nic.  Yo jamás he hecho tanto picnic como hago aquí. A todos lados llevan sus cestas con sus cervezas y sus bocadillos, y eso que se ahorran, hacer gasto por algo que puedes llevar preparado desde casa, es tontería. Y esa mentalidad esta guay, a lo tonto se ahorra una pasta! Y como hay que ahorrar... Pues voy tomando nota de todo lo que hacen, porque son buenos trucos. Otro ejemplo, en el colegio de Isabel, pregunte a las madres que donde hacían la compra, porque a mi la cesta de la compra me estaba saliendo carísima, y me dijeron que en Lidl y Aldi. Allí que me fui y ... La mitad de la mitad por lo mismo. Y es cierto, la calidad buena. Así que ya no hecho de menos Hacendado. Una vez más, he cambiado de hábito y ahora compro donde todas. 
Para terminar, os comento que estoy de suerte, me estaba quedando sin refuerzos beauty, ya sabéis... Y como ya no ejerzo de periodista de revista femenina, si no blogger al desuso, porque escribo un bitácoras y no me hago selfies con otras como yo o con famosos, ya no recibo cremas, ni esmaltes, ni perfumes... Pero estoy de suerte porque según la OCU la mejor hidratante es la de Lidl, mi súper de cabecera, que además de buena es barata, estoy en la central de producción de mi colonia de baño favorita, 4711, que aquí es tirada de precio y en Brandering.com puedo comprar los mejores esmaltes de uñas del momento, los de Leighton  Deny, que me los mandan por correo hasta el buzón de casa. Así que puedo seguir estando radiante gastando muy muy muy poco! 
Estoy o no estoy bien en mi pueblito de cuento. 
Ea! Os dejo las fotos de la excursión de hoy al lago precioso donde los niños lo han pasado de cine sólo paseando y jugando a ser ninjas en mitad del bosque.





El conejo de Pascua

Vino y aún quedan dulces y chocolates en casa de aquella mañana de domingo! 
Para los padres dejo un día soleado con café en la terraza. 


27 may. 2014

Nuestra casa

Ahí van foticos de nuestra casa en Alt kaster. La cocina es un poco fría, pero la estufa antigua funciona bien y ya sabemos que la calefacción es una pasta! Pero bueno, estamos tan bien que ya nos calentaremos como podamos...




Hola de nuevo

Por fin! Ya estamos conectados de nuevo. 
Deciros que estamos muy bien. Una vez más somos unos privilegiados de los cambios, porque nos han acogido genial, en el colé, en el Kinder, en Alt Kaster... En todos lados. 
Isabel y Álvaro van felices a sus respectivos colegios, yo no se sí se enteran mucho, pero el caso es que van felices y salen igual de felices! Lo cual me deja bastante tranquila. 
Jaime está en casa conmigo, pero en agosto empieza el Kinder, y esto es genial. Cuando llegamos habían finalizado los tiempos para pedir plaza, pero finalmente-como hemos tenido tanta suerte- han logrado que entre un Kinder guay del Paraguay. No es el mismo que Alvaro, pero esta pegadito al colé de Isabel, y en cuanto se pueda, los pondrán a los dos juntos. 
De momento mi alemán es null, pero en agosto espero tener tiempo para apuntarme a las clases.
El caso es que ahora Isabel sale a las 11.30 de la mañana, como todos los de su clase, y Álvaro a las 12, y comen en casa y quedan desocupados el resto del día. Así que poco tiempo para mi, que me  tengo que poner las pilas para:hacer camas, hacer casa, baños, pensar comidas, hacer colada, recoger niños, hacer compra... 
A partir de agosto se quedarán , si Dios quiere, en un horario extendido que es hasta las 15.30 y a mi me dará tiempo a ir a clases de alemán y a descansar un poco, que la verdad acabo agotada. Eso sí, no me importa, estoy disfrutando mucho de esta etapa de gobernanta de mi casa. A pesar de que 
 Jaime ha vuelto a llorar como un cosaco y eso al cabo de los días me hace explotar de los nervios, si no lo hiciera, yo estaría como en una nube de felicidad absoluta. Menos mal que me ayuda a vivir pegada a la realidad y me hace ser consciente de que eso es lo que tiene ser madre a tiempo completo en jornada continúa sin vacaciones ni pagadas ni agradecidas y que sus llantos son mi pequeña cruz del día a día. Por sí os lo preguntáis, me deja libre la siesta, así que no estoy tan mal. Ahora aprecio mucho los pequeños momentos de soledad, cuando me escapo para ir a la compra y se quedan en casa con su padre, cuando se acuestan y me dejan tranquila, o cuando les pongo la TV- en alemán o en español- y se quedan embobados y a mi me dejan en paz.
Bueno no me enrollo más, os dejo unas fotos de nuestra vida aquí.