30 jul. 2013

Garrapatas

Hoy es un día alegre, más para unos que para otros. Por un lado, mis hermanos Lourdes y Manuel, han sido padres de su primer hijo, precioso, aunque a estas horas del día aún no he conseguido localizar a nadie vía skype para felicitar a los primerizos. Por otro, Álvaro padre viaja rumbo Palma de Mallorca para ir a la boda de mi cuñada. Qué suerte! 
Yo en cambio me quedo aquí, feliz, con los niños, que están pa regalarlos, ups! Pa comérselos!!no en serio, para comérselos, pero muy peleones. 
Hace tan sólo 10 minutos que hemos hecho el primer pacto de no agresión en casa, un pacto en toda regla, sentados, cogidos de la mano y todo. Ahora 10 minutos después, vuelven con quejas a mi habitación. 
Yo también he hecho el pacto, no voy a gritarles. Espero no romperlo, porque entonces... De nada van a servir los pactos en esta casa.

Y cambiando de tema. Ando liada, por eso no había escrito antes en este blog. Ya he empezado el otro y la verdad, me da trabajo. Y además hemos estado con un lío de faldas aquí en el conjunto donde vivo que nos ha comido el tiempo de una manera absurda. Si algún día escribo la novela, lo leeréis, porque material tengo de sobra, y tema, historia, personajes... Todos!  

Bueno y además he de deciros que Max esta creciendo de un modo pasmoso! Esta gigante, llega casi sin proponérselo a la mesa y pilla todo lo que esta a su alcance, luego, vomita y a mi me tiene en un sin vivir. Álvaro le zurra y el pobre, se hace pis del miedo, pero esta actitud, tenemos que cortarla!! 

Ahora hay otro problema. He descubierto como son las garrapatas. Nunca antes había tenido ningún perro, salvo Sebas, y el no tenía esos bichitos molestos. Que va! En cambio aquí, en Barranquilla, parece que la garrapata es un animal de compañía más! Qué espanto! , ando aterrada, reviso a los niños cada cinco minutos y pese a mi obsesión ya he encontrado dos, una en Álvaro, en el pecho, otra en Isabel, en el mismo sitio. Y la verdad, a ellos no les puedo dar con frontline. Así que me toca dejar a Max en el jardín, aún con el riesgo de que tenga más. Es la pescadilla que se muerde la cola! Menos mal que tengo a Milena, porque sino, no se que haría con Max y su problema. 

Creo que voy a hacer la prueba de meterlo esta semana en casa, ya que estoy sola, y Alvaro esta lejos, y en el conjunto donde vivo han cambiado la seguridad... -aunque antes no es que fuera muy profesional tampoco-, y si aguanta bien para hacer sus cosas, no se lo hace en casa, entonces, lo meto en casa para dormir. Todo para evitar que las garrapatas invadan mi familia. 
Y es que la tierra de Barranquilla es rica en todo tipo de parasitos y por mucho que uno fumigue... mija, no se mueren! 


No penséis que esta así, que va! Max esta más grande que Álvaro y tiene una cierta obsesión con hacer llorar a Jaime. Claro que Jaime es de los que le mete los dedos en los ojos y esas cosas, no?

Y he aquí una lindeza de Isabel, fotografiando a su padre y al pequeño de sus hermanos con la clanner que a ella tanto le gusta, la que hace yoga. Si es que me encuentro cada foto en mi galería...
En fin, papá Álvaro buen viaje. Mamá, tranquila que lo de las garrapatas lo tengo controlado o eso espero, Cris, tu habitación esta esperándote, y al resto, os sigo invitando a nuestra nueva casa, así que ya sabéis, ahorrad un poquito y os venís pa'ca!
Y yo, a bañar a Max, y revisarle que hoy duerme en casa y no quiero sorpresas ni nuevas compañías.

12 jul. 2013

Tan viejitas como...

Ya ha salido a la luz, aún tenemos que comprar el domino- gestión de poca monta- pero ya estamos en funcionamiento con Styleinbarranquilla.wordpress.com. Deseadme suerte, y a mis compañeras!!
Y ahora las novedades. Después de una semana muyyyyy larga con Álvaro papá fuera de casa, por fin llegó ayer de sorpresa. Qué emoción la de todos, la mía, la de los niños, la de Max. 
Saltaban por todo el jardín gritando y una vez más... Me convertí en la mujer invisible, invisible para los niños, para Álvaro y hasta para Max. Cría cuervos... Pues eso.

En realidad hay poca novedad. Que queda poco para que venga Cris. Poco para que empiece el colegio, poco, poco, poco para que llegue Navidad y os vea a todos!

Hablando de ver, con frecuencia, más poca que mucha, hablamos con mis padres por skype. El otro día antes de conectarnos estaba vistiendo a los niños- bueno a Jaime- los otros lo hacen solos. Tan solos que eligen hasta su ropa. Álvaro se había puesto un pantalón largo, tiene cierta obsesión, y una camiseta polo. Llegó sin zapatos porque no sabía cual ponerse, le dije "ponte las de sin cordones", unas victoria azules que no llevan cordones y tienen la puntera del estilo converse, preciosas, tan preciosas que no se las ha quitado y han quedado como en la foto. Alvarillo me dijo, "mamá , es que las de sin cordones son tan viejitas o más que el abuelo" . Lo siento papá, solté una carcajada y le dije que se pusiera otras, pero que el abuelo si es algo es gordo, pero no viejito. 
Os quiero mucho. Aquí las zapatillas que no son como el abuelo. No se sí guardarlas de recuerdo, están tan amortizadas... Me parecen bonitas para hacerle un cuadro!


5 jul. 2013

Desvelados

Hoy soy un zombi. Ahora que mis hijos por fin duermen del tirón, en rara ocasión vienen a mi cama y vuelvo a ser una mujer dormilona, por fin, - a las que aún no habéis llegado a esto...¡ Todo llega!, ahora que ya formo parte de este selecto grupo de madres más o menos jóvenes que duermen a pierna suelta (hasta que toca pasear al perro, claro) , ahora me despiertan y desvelan los murciélagos.  Increíble pero cierto.
Como ya muchas sabéis , Álvaro papá es un narcótico en lo que a mis bioritmos del sueño se refiere. Si esta en casa, me duermo temprano, estoy tranquila, segura... Se que nada malo puede ocurrirme porque lo tengo a mi lado. Cuando se ausenta, si es por poco tiempo, el biosueño cambia. Lleva toda la semana fuera y también lo va a estar el fin de semana. Esto es, no estoy durmiendo nada. 
También influye que ya hemos abierto la nueva web, aún no tenemos el dominio, pero lo compraremos un día de estos, para todos los que quieran, http://styleinbarranquilla.wordpress.com, va a estar genial, de momento hay poco contenido, pero poco a poco. Eso si, haceros seguidores, que nos viene de perlas! Como decía, yo yéndome por las nubes, hemos abierto y estoy enganchada, me tiro horas delante del ordenador buscando fotos con las que ilustrar los temas y lo que es más importante, haciendo relaciones bloggers  con otros como el nuestro, pero es duro, porque casi no hay aquí en Colombia.
Ayer, ya eran las doce de la noche cuando cansada de brujulear por internet decidí apagar la luz, en ese momento se apagó el aire, lo achaque a una falta leve de tensión en la red de luz, aquí se va a menudo, al poco, un ruido golpea mi puerta- comencé a estar acojonada- y en el momento en que iba a salir por sí era alguno de mis retoños buscando auspicio en mi dormitorio, en ese momento, ¡aaaaaaaahhhh! Grite como lo loca, ¡Milena, Milena!  Un murciélago entró en mi dormitorio mientras yo salía despavorida de él. Bajé corriendo las escaleras de casa, directa a la cocina, a despertar a mi ángel de la guarda. Toc, toc, dos golpes en la puerta y un susurro, Milena, Milena. Nada, sopa, la pobre, no me extraña.  En ese momento, alguien llora en el piso de arriba, es  Isabel, llena de terror, miraba al murciélago que aleteaba en una esquina del pasillo. Desde el último escalón, le digo corre, métete en mi cuarto y haz pipí - lo que me faltaba era que se hiciera pis en el pasillo a esas horas-inmóvil, aterrada, paralizada por el pánico. En ese momento Alvarillo se despierta, ve al murciélago y corre con Isabel,que parece recuperar las fuerzas, y se meten en mi cuarto. Milena al fin se despierta y en ese vaivén, el murciélago se va hacia la cocina, suponemos que sale por el patio y fin de la história/histeria. Milena vuelve a su cuarto, y yo concedo dormir a los niños en el mío. Levanto a Jaime que duerme a pierna suelta, lo meto en mi cama, ocupa más que todos porque duerme con brazos y piernas abiertos, así, como cuando hacen ángeles en la nieve o en la arena. Isabel se acomoda, Alvarillo se instala a mi lado y entre los tres me dejan el filo del colchón. Yo sigo intranquila y no puedo dormir, ¿y si se ha colado por el conducto del aire? ¿Y si vuelve y nos muerde? Los murciélagos trasmiten la rabia... 
Entro en pánico y me desvelo. Me desvelo tanto que hasta he podido chatear un poco con mi amiga Elena, de Telva. Me he visto el video de los 50 años de la revista que me ha visto crecer, en la que me he casado y he sido madre, porque allí, mis compañeras- muchas ya jefas de sección- han vivido mi vida desde que entré el 1 de julio de 1997, ¡ qué fuerte! Por cierto, aún esta en la web y el desfile fue una pasada. Y así, a las dos y media de la madrugada he cerrado los ojos hasta las seis y media.
Hoy Max se ha quedado sin paseo, yo me he levantado tan atontada que he tardado dos horas en estar lista para ir a clase, ir al banco, donde he esperado una hora a ser atendida para nada, porque lo podía haber hecho desde el cajero y encima no me han quitado las comisiones , e ir a comprar comida de Max.  Después lo de siempre, comida con los niños, conversaciones llenas de gracia, y una gran siesta flamenca para evitar seguir siendo un zombi. 
Ea! Ahora a jugar con los niños, actualizar el otro blog y a cenar,de barbacoa, en casa de Ana María, qué ganas! 

3 jul. 2013

A pleno sol

Menudo día! Miércoles de club de Madres, ya sabéis, ese día que nos reunimos mis amigas y yo y charlamos de cosas trascendentales de la vida- si, trascendentales de verdad, nada de meternos con las empleadas o las suegras, para eso no hay que reunirse un día a la semana!  Desde que los niños están de vacaciones nos reunimos para que ellos hagan plan y nosotras tengamos nuestros momenticos de ocio. Y hoy señores, ¡ha sido la pera!

Antu, mi amigamediohermanacolombiana -la otra es Ana María, que por cierto ya ha vuelto de su periplo europeo- es socia del club Campestre. Un club como puede ser Cuidalcampo, La Moraleja o el Club de Campo, no tan grande, pero sí muy bonito y con una piscina de niños espectacular!!! Una pasada. Tanto que desde que hemos llegado a las 10.30 de la mañana y hasta que nos hemos ido, a las 17.30 de la tarde, los niños no han salido a penas de ella. De esas piscinas que no cubre el agua, pero tienen toboganes en forma de dragón, de barco pirata, miles de chorros por todos lados... Vamos el paraíso de niños y madres.

A las cuatro de la tarde, cuando hemos mirado el reloj, hemos caído en la cuenta del buen plan que había montado Antu con solo un mensaje de whatsupp (lo que une esa aplicación maravillosa y lo baratas que salen las facturas de móvil ahora y lo que enganchan los mensajitos). Gracias a ella los niños felicísimos y las madres más: ni un plato que lavar, ni una pelea, ni un llanto, ni ná de ná.  Claro que después de eso, de estar todas felices comentando lo bueno del día a mi se me acabó el chollo. 

Jaime, que había caído rendido en mi brazos  en una siesta que bien podría haber sido reparadora, se despertó de mal humor y ya sólo quería conmigo. Mal plan. Ni siquiera la promesa de "si dejas de llorar te doy un yoghurt" sirvió para algo, ¡qué va! Y así estuvo una hora, pero al menos fue la última hora, la hora rápida de la lavada de los niños, los cambios de ropa, la recogida de toallas, limpieza de las mesas...   

Ya en casa mejor. Se calmó y como era previsible, todos, sin excepción han caído rendidos.  Es que hoy han estado todos a pleno sol. ¡Rico!

Por si no me reconocéis, o soy la que lleva el sombrero,  como casi nunca salgo en las fotos... Igual algunos os habíais olvidado de mi cara. Os pongo esta porque me encantan mis piernas y estudié mucho mi look por si salía en el blog ( ya sabéis que me estoy convirtiendo en una egoblogger  y me meto en mi blog para leerme cada vez que puedo) No, ahora en serio. He pensado que si quiero que este blog se convierta en un libro para mis hijos... tienen que verme en fotos!!

Ah! Buenas noticias, creo que al final si iremos en Navidad a España, eso sí, hay que mirar muy bien cómo nos organizamos para no hacer 8 traslados de casa en 15 días. Y, querido Alvaro, si me estás leyendo tenemos que hablar de esto, necesito otro post.



2 jul. 2013

Hecho! Volviéndome loca

Hoy ha sido de esos días en los que podía haber perdido la cabeza. Si, tal y como lo leéis. He pasado más de ocho horas sentada delante del ordenador intentando dar vida a mi nuevo blog, ese del que os hablé. El de las mujeres normales que viven un día a día en Barranquilla y se resisten al tacón, lidian con sus hijos, llevan una casa, manejan tres o cuatro empleados- empleada doméstica, planchadora, jardinero, portero, limpiacristales... - no es que yo tenga tantos, pero haberlas haylas, llenan su vida con amigas y tienen un marido perfectamente perfecto. Ese blog, se llama styleinbarranquilla. Y la verdad, si consigo dar forma a todo lo que queremos hacer... Va a estar muy, pero que muy bien! 
Ya os lo enseñare , aunque lo podéis ver a través de Google. 

Pues si, ocho horas para ver el tema, ordenar lo que había, cambiar fotos... Niñas de Telva, nada que no hayáis hecho hoy vosotras! Cuánto os he pensado! 

Loca . Loca de atar. Me levanté bien, salí a pasear con Max, llegué a casa y encendí el ordenador, una perdición, oiga, ocho horas. Sin comer siquiera, y es que cuando uno esta en estado de creación levantarse para almorzar es una molestia, al igual que ir al baño, beber agua o los niños rodando, gritando y peleando, esta mañana desayunaron pelea. 

¿Es que se tienen que pelear justo cuando una está inspirada? Pues si, eso digo yo.
Y poco más. Los he oído gritar, reír, bañarse en la piscina... Y yo, en el ordenador. Pienso que no es sano, no tanto tiempo, pero eso sí, va a quedar muy bien, o eso espero. 

Por lo demás el fin de semana, puente para nosotros, ha estado genial: sábado de playa, y menuda playa... Estuvimos en playa Mendoza, un lugar paradisiaco. Agua cristalina, arena oscura, kilómetros de playa de para nosotros solos... Bueno y para nuestros amigos, Eliana y Ciro, que vinieron con Santi, Mariana, una prima de los niños y una chica que les ayuda en casa mientras su empleada vuelve de hacer nosequecosas.

Lo pasamos estupendamente bien. Eliana es la que va a hacer conmigo el otro blog, el que me vuelve loca. 

Por la noche, estuvimos en La Cueva, un mítico bar, el equivalente al café Gijón de Madrid, con todo su encanto. Cenamos muy bien y después de cenar, la gente se levantó y se puso a bailar salsa en los cinco metros cuadrados de pista. Oye, qué milagro! Ningún culetazo, ningún pisotón en tan poco espacio. Admirada, oye. Y yo es que soy de las que necesito diez metros para bailar con mi Álvaro, y algo menos cuando bailo sola. 

El domingo... pues el domingo perdió España. Y el lunes, lluvias torrenciales, aquí se rompió el cielo, no dejó de llover en todo el día. Así que el mejor plan fue el cine, Monstruos University. Muy buena, eso sí, tuve que salir al baño con todos y cada uno de los niños,  y eso que a Jaime le había puesto el pañal- ya se lo estamos quitando- para evitar los viajes en falso al señor baño. Pero aún así me tocó. Primero Isabel, después Álvarillo, y seguido, Jaime, que quería lavarse las manos. 

Y después? Después a casa, que seguía lloviendo. Ni juegos en la calle, ni ná. 
Ea! Cuando tenga lista la otra página os pongo enlace. Mientras tanto, os dejo con mis angelitos.