4 may. 2013

Playas de arena gris

En estos días no hemos hecho otra cosa que descansar, descansar y descansar.

Llegó mi cumpleaños, recibí todas vuestras felicitaciones y preparé una fiesta en casa con mis vecinos y mis padres, algo pequeño, nada complicado. Pero lo pasamos bien.
El primer fin de semana les llevamos a conocer las playas de arena gris que están cerca de Barranquilla, preciosas, con mucho encanto. Aún había brisa así que el clima era perfecto.
También visitamos el Museo del Caribe, claro que lo hicimos muy rápido y yo me quedé con ganas de más, pero tengo la suerte de poder volver.

El segundo fin de semana nos fuimos a Cartagena. Con dos coches, más bien un coche y una lata con ruedas. Nos habían dejado un magnífico apartamento en Cartagena. ENORME!!!! Precioso. Gracias Ana María!! (Ana María es uno de mis ángeles vecinos que me cuida y está pendiente de nosotros)

Cuando llegamos parecíamos salidos de una película costumbrista española, los abuelos, la tía joven, los padres, los tres hijos y el perro. Muy chistoso. Y así, todos juntos, recorrimos Cartagena de Indias en coche de caballos. Magnífica, espectacular. Yo ya lo había disfrutado y visitado, pero en compañía de mis padres, no sé, la cosa cambia, todo parece más bonito y tiene más encanto.

No os voy a contar cómo es Cartagena, sólo deciros que para mi tiene olor a Cádiz, colores caribeños y caserones del norte de España, una mezcla única.

Y antes de que me olvide, una de las razones por las cuales me hacía tanta ilusión que vinieran mis padres era para que conocieran a las personas que nos rodean, mis amigas y mis vecinos, la gente del colegio y todos los que nos ayudan cuando algo necesitamos: Milena, Samuel, Denis, Carlos... Todos ellos maravillosas personas. En eso reconozco que hemos tenido muchísima suerte. Si lloraba el día que dejé mi Condado de Treviño por las buenas vecinas- amigas que allí dejaba, hoy sé que si nos mandan a otro lado, lloraré por mis vecinos de Trinitarias. Son Magníficos.

Ea! A seguir leyendo que ahora os cuento la aventura de Barú.













No hay comentarios:

Publicar un comentario