29 ene. 2013

Cambio de look

Las dos reinas de la casa hemos cambiado de look. Nos hemos dejado una melena corta, algo de lo que llamarían hoy un long bob, si, la clásica melena de toda la vida. Además, yo me he hecho un baño de color, una champú mágico que tras 15 minutos de aplicacíon y reposo ha cubierto mis canas y ha llenado de luz este cabello que tenía apagado, igualito al nanas de toda la vida.
Estoy magnifique! Ya que Alvaro no me ha visto, yo no dejo de mirarme al espejo y veo que el resultado me gusta. Claro, Isabel está igual de magnifique! Que yo, también se mira al espejo y menea la cabeza a la vez que da un la mano una ligera palmada al cabello. Presumida... Me encanta verla así. ¿Quien me lo iba a decir cuando con seis meses berreaba porque le intentábamos poner una horquilla en el pelo?, seguro que su tía Laura, la única que la ha podido peinar, se acuerda de esto!

Seguimos igual que siempre, genial! con la brisa estamos todos mas contentos, aunque no nos hemos librado de toses, resfriados y catarros. El Dalsy es un básico, ruego que el que venga a verme me traiga botes al menos tres!!! Se me está acabando y no sé que voy a hacer... Claro que aqui también hay ibuprofeno para niños pero ya no tengo muchas ganas de memorizar las medidas de cada uno en función del peso que tienen. Tonterías!! Claro que tampoco tengo ganas de hacerles probar y luchar contra el sabor nuevo de un medicamento... eso si que cansa!

Sé que estoy incumpliendo mis propósitos de año nuevo, no escribo tan frecuente como desearía ni fumo menos, pero sí, si he conseguido no amargarme la sangre con las cosas que me pasan, con lo que no funciona o funciona al estilo colombiano...
sigo dándole vueltas a mi idea del otro blog, esta complicado, pero no es imposible, tengo una idea, y dos y tres para hacerlo y hacerlo funcionar. Necesito una conexion estable a internet, sigo con el wifi de Ana Maria, mi santa vecina. Ahora escribo desde mi cama, en el rincón de la ventana orientada al este de mi dormitorio, el punto de la casa que más internet tiene, dos rayitas. Así que si me veis menos conectada a Skype, a FB, TT y demás redes sociales en las que ando metida, no es por otra cosa que por falta de cobertura. Ahora más que nunca mi red social está en la calle de mi conjunto, ahí si que tengo plena cobertura y lo paso muy bien.

Estoy pensado en escribir un libro, una chiclit de esas que me gusta leer. Si va pa´lante os aviso, aunque la verdad, tengo que seguir dándole vueltas, la tengo ahí en mi cabeza, pero no sé como materializarla... Es tan buena!!! Os reiríais... Lo sé. Transcurre como mi vida, en Madrid, Baranquilla, pero hay hechos y personajes de todas partes, Cádiz, Ucrania... Empieza como en los 60 con un hecho de interés internacional y acabará.... eso, eso es lo que tengo que mirar. Claro que hay amor, desamor y un profundo sentido de vida plena, tendrá historias paralelas al personaje principal, todas interconectadas de algún modo u otro, y muchos apareceréis en ella...

Bueno, os dejo, me tengo que arreglar y ponerme guapa. Hoy tengo una fiesta de mujeres. Una fiesta de polleras. Si polleras!! Leéis bien, la falda típica del Carnaval. Yo no tengo, pero me pondré el vestido largo que me compré para la pedida de mano de Lourdes, la mujer de mi hermano. Es precioso y hace tiempo que no me lo pongo. De hecho aquí, sólo me lo he puesto una vez. Así que allá voy, os dejo.
Ahora imaginadme como en lluvia de estrellas, saliendo de la puerta de mi casa con mi nuevo look, mi flamante vestido y montada en el carro de Alvaro, una linux ( léase furgoneta picup) nada glamourosa, pero que me lleva y me trae cuando Álvaro está fuera y viaja en avión.


No hay comentarios:

Publicar un comentario