28 jul. 2012

Tengo una amiga...

Tengo una amiga que ayer dio a luz a su segundo hijo, Víctor. Lo excepcional del caso es que ha tenido miles de abortos hasta que ha podido abrazarlo.

Tengo otra amiga que después de su primera hija, tuvo 3! De un golpe! Muy fuerte su caso, a mi todo lo que sea hacer de golpe me cuesta mucho.

Tengo amigas que tienen 5 y 6 hijos...

Tengo amigas que no pueden tener hijos, y amigas solteras que cuidan maravillosamente de niños ajenos.

Yo tengo tres soles, y aunque a veces acabo cansada, me rechifla estar con ellos, pero están muy seguiditos y han sido uno a uno, aunque a veces de golpe se ponen a llorar o les da por hacer las travesuras mas peligrosas. No me imagino ni siquiera tener a dos Isabeles( y eso que es buenísima). Así que admiro mucho a las que tienen dos o tres de golpe. Y más aún a las que después de haber pasado el bache de los primeros años tienen otro y vuelven a meterse en el túnel de los desvelos, pañales, biberones... Y le pongo un altar a las que como mi madre, y miles de madres, tuvieron MUCHOS.
Quiero pedir ya una mención especial para ellas, por todas las renuncias que hacen, hicieron y harán.

Soy de las que pienso que las madres tienen un don especial que aumenta en exponencial la virtud de la caridad, el amor, porque ellas son capaces de hacerte sentir único, porque curan heridas con solo un beso, inventan historias de mundos fantásticos, porque te enseñan a darte a los demás, porque saben cuando te sientes mal, y saben hacer con tres restos de comida un auténtico manjar, porque es la que mas nos quiere... Yo por eso cada noche les digo a mis niños, "te quiero más que a nada en este mundo y papá también", para que al menos se queden con que les queremos mucho y que todo lo hacemos por su bien.

Y todo esto? Pues es que hoy, primer día de mi nueva vida sin ayuda doméstica, he acostado a los niños, Isabel, me ha dado un beso acompañado de un dulcísimo "te quiero mucho, mamá", y me a "tocao" "Yo también,hija" - le he dicho- "ahora cuando te duermas voy a subir a ver a la abuela, que la quiero mucho y esta solita". "Vale, mamá", y se ha quedado dormida .
Y aquí me tenéis, escribiendo en el blog este pequeño homenaje a mi madre, a todas las madres, mientras ella duerme plácidamente en el sofá del salón, rendida, después de un sábado agotador.

Y os dejo esta foto, Isabel con dos amigas, Marta- mañana es su Santo-, y Carolina, vestidas con los trajes de playa de las trillis. Carolina e Isabel sólo tienen hermanos, así que por una tarde se hicieron trillizas de Marta. Menudo pavo infantil el del viernes . Que bien lo pasa con sus amigas de Madrid, cuánto las vamos a echar de menos. Habrá que pensar como María,votra amiga mía, "no nos dejas, amplías horizontes", pues eso, ampliaremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario