26 jun. 2012

Vacunas, la abuela y Pin y pon

Hoy era el día D. De la vacuna de la fiebre amarilla, de la excursión en coche hasta Francisco Silvela,lugar donde esta el centro de vacunación internacional.
Como la vida se complica cuando una tiene planes desde hace tiempo, esta vez no iba a ser menos. Menos mal que tengo a mi buena madre y que puedo "tirar de ella" para estas cosas.

El plan: recoger a la abuela y hacer un recado. Estaban todos convencidos de ello hasta que en la conversación y sin querer ha salido la palabra vacuna. ... Gritos,ruegos, explicaciones... al final una mentirijilla: es una vacuna de ver.

Más tranquilos nos hemos ido a buscar a la abuela.

Llegamos a nuestro destino, Isabel comienza con nervios en la tripa... Centro de vacunación: firmamos diezmil papeles, saltan y se tumban en todos los sofás que encuentran a su paso y cuando creen que ya esta todo hecho... Comienza la vacunación. Llantos,gritos, desconsuelos... Uno a uno, todos, han llorado mucho. Pero también es verdad que se han consolado muy pronto y que el concierto a tres voces no ha durado más de cinco minutos. Así que... Premio a la vista: una comida con coca cola y un regalo barato (aun no entienden caro o barato así que han caído los indios y dos Pin y Pon de las baratijas). Ahora ya tienen entretenimiento para toda la tarde y yo, paz.

Ni rastro del dolor de tripa de Isabel, la vacuna se lo "ha curado".

No hay comentarios:

Publicar un comentario