23 jun. 2012

Noche de partido, tarde de siux

2-0 España gana a Francia en un partido de la Eurocopa.
Como cada tarde, desde que empezó la competición europea de fútbol -el único acontecimiento que parece levantar el ánimo de este país y hace que todos nos sintamos orgullosos de nuestra camiseta roja ( nueva bandera para muchos) con rayas del color de la bandera-, los niños se preparan para animar a su equipo.
También en casa nos preparamos, no nos pintamos la cara de siux, pero si sacamos las banderas, las de verdad- creo que nadie tiene la camiseta oficial-, y las ondeamos con el mismo entusiasmo que si estuviéramos en el campo. Los niños rápidamente se olvidan del partido y solo se acuerdan de él cuando gritamos goooool!!!!!! Que entonces vienen alborotados y con tanta excitación alguno acaba dándose un golpe y terminan llorando. Ese es el preciso momento para coger los bártulos que una lleva a casa de sus padres y pirarse.
Otra cosa es, y me voy apañando mejor ahora que mi marido esta fuera, volver a casa tarde, en coche, y conseguir que no se duerman en el viaje de vuelta, 20 minutos eternos a mi velocidad, con tres niños rendidos, el secreto: jugar con ellos y prometerles un plan chulo- dar de comer a las tortugas de Nora, hacer un dibujo para papá...- que sólo podrán hacer si no se duermen o si se duermen pero se despiertan de buen humor. Últimamente no falla.
Os dejo las fotos de siux de los niños y la bandera tan bonita que hay en la casa de los abuelos. Es de España!
(Pd. No sé poner desde blogger el primer signo de admiración).

No hay comentarios:

Publicar un comentario