24 jun. 2012

Como Scarlata O'Hara

Hay días en los que una ya no aguanta nada. Hoy ha sido de esos, un calor sofocante, gracias a Dios que tenemos piscina. Unos niños que en esa hora de la tarde- que yo suelo llamar la hora Santa-, no hubiera aguantado ni su padre- con infinita paciencia- y lo peor, no me aguanto ni yo!! Será posible?

Pues sí. Oiga, es que en dos días tengo una gran mudanza a la vista, ya no tengo ni cortinas en casa, porque están lavaditas y guardadas en fundas de los chinos, y a cada paso que doy por el pasillo de mi casa me da más penilla dejarla, ains! Dos hijos, miles de cenas divertidas, tardes infintas de plazoletas, un montón enorme de amigos...

Y me vuelvo como Scarlata O'Hara y pienso: "ya lo pensaré mañana". Oiga, funciona.

La pena se disipa- mentiría si dijera que desaparece- y sigo a lo mío, a la educación de tres angelotes que a veces agotan mi paciencia pero que adoro. Y pienso en la aventura de lo desconocido, en lo bueno que es desapegarse de las cosas materiales que tenemos, hacer un petate y empezar una nueva vida...

De todo no me desapego, me llevo mi " maquina perfecta", mi iPad, cargada de música española y de fotos, de recetas de cocina y de aplicaciones chulis para estar en contacto con todos, así que os llevo a todos conmigo a Colombia! Qué gran país, qué suerte tenemos y qué suerte ellos de tenernos a nosotros, o no?

Y para suerte la de ayer, resulta que estaba en casa de mis padres, con mis hermanos y sobrinas, y había una carrera benéfica para Cáritas, y fui con todos, los niños lo pasaron en grande y yo con ellos, además vi a mis amigas, Julia, Lola , Elvira, Piedad, Bego y María, toda una sorpresa!!! Las vi, a penas hablamos nada, pero quedamos en vernos antes del viaje, sin niños de por medio. Que ganas! Me fui tan contenta a mi Hora Santa, tan contenta como Isabelilla y Mariola con el maquillaje de hadas? Mariposas? Princesas? Que allí les hicieron. Todo por Cáritas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario