11 abr. 2012

¡Mamá, estás así!


¿Véis los dedos? Pues este gesto lo hacen mis hijos, acompañado de  esta frase: ¡Mamá, estás así! , cada vez que hago algo que no les gusta o les gusta. 
No sé cuándo empezó el juego, pero la verdad es que funciona. Cuando el gesto se lo hago yo , se ponen tristes y rápidamente empiezan a hacerlo todo bien para que gire el dedo a la posición correcta.
Éste sí es un buen truco, junto al "Cuento UNO,..."  para que obedezcan a la primera. Eso sí, más vale no llegar al TRES, porque entonces llega el momento del cachetín en el culete, el castigo en el rincón, el adiós a las chuches...En definitiva, cumplir con la amenaza.


1 comentario: