22 mar. 2012

El regalito de Luis


Soy un poco cíclica. A veces me da por una afición y no hay quien me pare. Me da por la cocina y de dedico meses y meses a investigar e innovar nuevas recetas culinarias. Me da por la repostería y me pasa lo mismo. Últimamente me ha dado por dos cosas; una pensar un negocio que me ayude en mi economía (y creo que pronto estará en marcha) algo resentida últimamente. La otra cosa, la costura. Siempre he querido hacerles cosas la los niños, pero como no sé coser muy bien decidí empezar por cosas sencillas como las bolsas de merienda, y ya me he lanzado.
Así que he decidido, Mamá si me estás leyendo toma nota, que quiero una máquina de coser. La de Ikea no está mal y me sirve para lo que quiero:  hacer vestidos y bermudas a los niños, bolsas de merienda con retales de tela y fundas para libros de vacunas, como la de Luis.

¿Que quién es Luis?  Mi primer sobrino varón, hijo de una hermana.
En mi familia esto es un gran acontecimiento, no sólo porque llega otro miembro más a esta gran familia de locos, si no porque estamos a falta de varones. Somos, a día de hoy, 15 mujeres. Pronto se unirá a nosotras Lourdes, la novia de mi hermano, pero como somos muy tradicionales hasta que no se casen, Lourdes no será la tía Lourdes.

Salvo mis hijos no hay hombres. Sin contar claro a mi hermano, mi padre y mis cuñados y marido en total 8, están en clara desventaja. Está claro que la llegada de Luis no les va a igualar pero por miles de razones es una grandísima noticia.

Aquí os dejo el regalito de Luis. Está hecho a mano, con miles de errores y mucho cariño de todos, pero mis hijos, aunque parezca mentira también han querido participar y lo han hecho, han cortado el hilo, colocado los alfileres, cortado la tela, pintado el patrón  y me han dejado tranquila para coser y no pincharles con la aguja.
Ah! Alguno se ha llevado un capón con el dedal.

2 comentarios: