11 ene. 2012

Voilà, le kit


Éste es el kit que me faltaba.
Todo empezó el pasado mes de julio con una desternillante narración sobre la infección de piojos que mi sobrina Isabel había tenido los últimos días de colegio. Si, infección, porque hasta los ganglios los tenía inflamados.
En ese momento cuando mi prima me contaba compungida, pero con esa gracia que caracteriza a los gaditanos, el episodio piojil de su hija yo pensaba que ya, ya me tocaría dentro de 3 o 4 años.
Ahora la que cuenta compugida que su hija tiene piojos soy yo.

Creo que sé de dónde vienen y cómo se ha producido el traspaso de piojo de cabeza a  cabeza. Yo no me di cuenta hasta el día de año nuevo, cuando vi que Isabelilla se rascaba de una forma inusual. ¡Argg, piojos! pensé para mis adentros intentado creer que no podía ser cierto, que aún es demasiado pequeña para tenerlos.

Enseguida mandé a su padre a la farmacia a comprar ZZ y una lendrera fina, lo que en su día me recomendó mi prima.
Su padre vino con  otro producto, bastante caro, carísimo, a 36 euros. Y claro, le regañe. ¡Era ZZ, éste es una mierda ( con perdón) y no hace nada!  ( salió de  mi la vena histérica en su punto más álgido. NO PUEDO CON LOS PIOJOS)
Aun así lo hice, se lo puse y durante toda la semana de Año Nuevo he ido escrutando su cabecita y mirando pelo tras pelo si había liendres, piojos... Podría poneros ahora la foto de los monos despiojando a sus hijos. Así estaba yo. Y de hecho si alguna de vosotras se acerca a mi lado y se rasca un sólo pelo,  instintivamente miro.
 Antes de que terminara la semana (período de duración del tratamiento) Isabel estaba plagada, lo cual quiere decir que el caro, no hizo nada.  Recurrí a ZZ ( 2, 35 euros), despiojé a toda la familia, me too, y espero que hayan caído todos. De momento no nos hemos vuelto a rascar y tiene el pelo libre de cositas blancas.

A partir de ahora seguiré el post tratamiento/ prevención que me han recomendado mis amigas, también madres de familia, y más numerosa que la mía: vinagre. No sólo da brillo al pelo, también repele a estos amigos de los niños. Y lo mejor, ahora que me he puesto a régimen, pensaré que lo estoy haciendo genial porque mi casa entera olerá a ensalada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario