30 nov. 2011

My daily routine

Cada día la misma rutina de belleza.  The same routine every day.   Chaque jour la même routine
Rutina nocturna


Aprovecho un minuto de descanso para contaros de forma breve y rápida cómo es una de nuestras noches.
20.15: Jaime duerme plácidamente después de su cena.
21.30: Isabel termina de cenar, de ver Bob Esponja y se lava los dientes con mamá para ir- a-dormir-ella-sola.
21.45: Álvaro se tiene que ir a la cama. Ya ha cenado, y además parte de la cena de Isabel, la de su padre y la de su madre.
21 50: Álvaro sigue dando vueltas por la casa.
casi las diez: Papá enciende la luz del pasillo, coge a Álvaro casi del pescuezo y suelta un grito a Isabel.
22.00: Isabel acaba durmiendo con mamá.( sí, hacemos colecho, se trata de dormir no?)
22.30: Álvaro ha caído fulminado en la cama de papá y mamá y es trasladado a su habitación.
Todos dormimos.
2.00: Álvaro grita y no pasa nada.
2.30: Jaime busca chupete, lloriquea, salvamos la situación en tinieblas.
3.00: Álvaro tiene una pesadilla. Papá se levanta, intenta volver a dormirle en su cuna, no hay manera. Volvemos al colecho.
4.00: (esto no para siempre) Isabel se cae de su cama, papá la recoge, quiere a mamá, Álvaro junior se despierta, ¡'Todos despiertos! ¡schhhhh Jaime duerme! El miedo a que los vecinos se despierten se apodera de mamá. Se pone orden: Papá e Isabel duermen juntos en la maxi cama. Mamá, enfadada, pone a Álvaro en su cama, le hace mimos, vuelve a rezar el Jesusito de mi vida. Canta "había una vez un barquito chiquitito...", Álvaro junior se sienta, se toca la oreja y se queda frito.
6.30: Suena el despertador de papá.
6.40: Vuelve a sonar el despertador de papá.
7.00: Álvaro se levanta y grita ¡papaaaaaá! Mamá se levanta, enciende la luz, cierra la puerta, y se vuelve a meter en la cama.
7.15: Papá se ha quedado dormido, Mamá le despierta, Álvaro sale de la habitación, Jaime se asoma y sonríe desde su cuna.
7.30: Papá se mete en el baño, mamá va a desayunar y Álvaro se muere de hambre y Jaime gatea como un perrillo hasta la cocina.
¿Moviditas no? Así, día tras día. El sueño se ha instalado en nuestras vidas y creo que nunca más se irá. 
Lo bueno es que ¡ ahora tengo más tiempo para My daily routine!

No hay comentarios:

Publicar un comentario